domingo, 12 de septiembre de 2010

El ritmo lo marcas tú...

El viernes pasado empezamos con los niños y muy bien, muy contento, la verdad. Habrá que analizar estos días, pero por lo demás muy contento, como siempre vaya.


A la salida, me fui a tomar una caña con unas compis del cole a los que les gusta la buena conversación como a mí jejejeje, y una de ellas me preguntaba qué que tal con los enanos, que qué tenía pensado hacer en todo el trimestre con ellos, etc., todo ello a consecuencia de que ella nunca ha estado con niños tan peques ( a mí es la segunda vez que cojo un “3 años”).

Yo simplemente le hablaba de que era una cuestión de ritmo, de respetar su ritmo ( el de los niños/as) y tu propio ritmo ( el tuyo como maestro, y más que como maestro, como persona…), y se lo argumentaba de la siguiente manera, ya que de ello reflexioné también el verano pasado el camino…

Soy de los que piensa que todo el mundo tiene su propio ritmo, y uno debería tener el que le corresponde. Considero que es algo natural para ti, no tiene nada que ver con la capacidad, es obvio. ¿Por qué’, pues porque puedes desarrollar el suficiente trabajo con un ritmo determinado, y serás capaz de hacer mucho más, sin duda. No será algo febril, debería ser algo calmado; es ahí cuando, pienso yo, serás capaz de hacer mucho más, sin duda…

Si puedes hacer pocas cosas, pero realmente hermosas ( en todos los ámbitos: trabajo, familiar, amigos, etc.), casi perfectas, podrás sentirte muy feliz y realizado. No hay necesidad de hacer muchas cosas. Yo pienso que con que hagas una cosa que te aporte una satisfacción total, será suficiente: tu vida, en sí, estará realizada, pero no te olvides de llevar siempre un ritmo. Puede quizás, que te pongas a hacer muchas cosas y nada te satisfaga, que todo te dé asco incluso…no existe ningún criterio para tal objetivo, es sólo una especie de “escudo” ante tus problemas… ese ritmo no es una cura, pero sí un alivio, te aportará seguridad…

No existe un único ritmo, porque yo soy de los que pienso que la naturaleza humana en sí no existe. Existen tantas naturalezas humanas como seres humanos , por lo que no hay un estándar. No se pueden comparar, pues todos somos seres únicos e irrepetibles…

No compares cuando hables de ritmo, para en los niños y en los adultos, cada uno tiene el suyo. Nunca antes ha habido un ser humano como tú y nunca lo habrá. Eres absolutamente único: pasado, presente y futuro. No puedes compararte con nadie, mandan las circunstancias, y tampoco son iguales… no trates de imitar a nadie…

P.D.T. Nos tomamos otra caña jajajaja. Seguimos filosofando…

P.D.T. Que tengáis una feliz semani. Voy a leeros…

P.D.T.Compré ayer en Ikea una "batidora" de esas pequeñitas para hacer capuccinos y para utilizar en los batidos, es una cocadita jajaaaja... igual hst me la llevo a la clase pa hacer algo con los enanos, es q es una chulada ajajajaa.

P.D.T. Esta semana empieza mi “ritmo”, ya os iré contando…He programado una escapadita a los madriles pa el mes que viene, tengo unas ganitas… Un abrazo grande a todos/as.

16 comentarios:

  1. ...no me gusta el café, pero me quedo con estos azucarillos que escribes. ¡Bendita "locura" la tuya! :)

    PLAS, PLAS, PLAS para la entrada anterior, "Ser maestro".

    ResponderEliminar
  2. Espero que empiece bien el nuevo curso con tus enanos,que seguro que irá genial :)

    Y tienes razon eso de que mas vale hacer pocas cosas y bien,que te sientas bien con lo que haces.

    Que empieces bien la semana :)

    ResponderEliminar
  3. Esa comprensión es tan linda la forma con que la entregas que hace muy bien leerte, hay días que dejo salir mi niña interna y hoy me siento así,solo siguiendo mi ritmo...

    Un abrazo y un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta todo esto del ritmo y lo difícil que me resulta respetarlo... es como un reto que tengo en mi vida profesional... conocer, mirar, escuchar y ajustarme yo también a su ritmo.
    Suerte.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía cómo se van a poner los críos con la batidora de Ikea ja ja ja, ya nos contarás la que organizáis :)

    ResponderEliminar
  6. Últimamente tengo poco que comentarte. También de acuerdo en eso.

    Yo soy de las que se les cae "el ritmo" por el camino jajajajaja ;). En todos los sentidos xD. Pero a la hora de la verdad, me importa poco. Porque lo importante, creo, no es el ritmo que lleves sino el propio camino que vas marcando con tus pasos. Si algo no va bien en algún momento, no es problema de ritmo, sino de haber errado en el camino. Pero bueno... siempre se puede dar la vuelta, cambiar de sentido o torcer en la primera calle que encuentres. Rectificar es de sabios, dicen.

    Yo no tengo prisa. Al menos no siento esa sensación aunque a veces una piense que sólo se vive una vez y que, como decía el anuncio de movistar activa: "o estás, o no estás". No sé... No tengo prisa por vivir las cosas que tenga que vivir. Mientras tengas claro que es eso lo que quieres... lo demás es secundario. Te compensa, de alguna manera. No sé... no me importa "perder" mi tiempo conociendo a alguien si creo que ese alguien merece la pena, por ejemplo (y hablo en general no sólo parejilmente hablando). Tenemos toda una vida para vivir vivencias (valgan todas las redundancias habidas y por haber xD) con los demás. No me refiero a que te sientes a esperarlas, sino a experimentarlas sin bullas, ni agobios. La vida es para disfrutarla tranquilo (o será que yo soy muuuuy tranquila) no para vivirla como una contrarreloj. O a lo mejor sí, no sé... pero a mí no me gusta verlo de ese modo.

    Cuando hago algo bajo la "presión" de las prisas, de terminar pronto, que se me va el tiempo, de tener que aprovechar ahora porque después ya no tal o cual etc, etc... me acabo poniendo nerviosa, la acabo liando o acabo por hacer lo que sea sin estar verdaderamente convencida de si es eso lo que quiero o si lo hice sólo porque era ahora o nunca. Es... como le pasa a la gente con las rebajas jajaja. Ven algo tirado de precio y zás, lo compran. Lo compran porque les parece barato y es una "pena" dejarlo allí. Pero la mayoría de las veces, es algo que ni necesitas y de lo que habrías pasado soberanamente de no haber estado rebajado. Pos eso creo. Que las prisas no están mal, de vez en cuando te apetece hacer algo deprisa, aunque sólo sea por variar y experimentar esa sensación :D pero por lo general (y hablo siempre en primera persona) creo que las prisas te llevan a hacer cosas sin saber muy bien por qué. Que todo el mundo se equivoca viva rápido o lento. Pero me parece más probable en el primer caso que en el segundo. Al menos, si te equivocas que sea después de haberlo pensado y "consecuentemente" no por bullas. Que después hay consecuencias que pesan más que otras. Que si por ir corriendo por el super cojo un paquete de chicles que no resulta ser el que pretendía coger, pues... Pero las cosas verdaderamente importantes de la vida creo que merecen un poquito más de tiempo y dedicación :D

    Además, se disfrutan más así. Cada día vas descubriendo cositas poco a poco. De otras personas, del lugar que te rodea... Como algo que se desvela ante ti. Es... como más mágico... Detalles que, a veces, nos pasan desapercibidos si no les dedicamos unos minutos de observación o de escucha.

    Los críos, como pequeñas personitas que son, también tienen su ritmo. Claro que sí. De aprendizaje y de todo en general. Confío en que sabrás enseñarles y sacar todo el potencial de cada uno adaptándote a sus pasitos :). Enséñales a caminar, profe, que en eso de caminar tienes ya tela de experiencia ;). Enséñales no el ritmo que han de llevar, sino cómo han de llevarlo para no cansarse y para que no se les llene los costados de aire por el camino. Enséñales que lo importante es caminar y saber por dónde se camina. A enfrentar la vida con optimismo y alegría aunque a veces la vida... no nos sonría.

    Un beso, que tengas buena semana tú también.

    ResponderEliminar
  7. En mi casa somos todos muy dispares. Uno tiene varios días de actividad intensa y dos de calma, otro corre todo el día y no sabe estar quieto, el tercero es la calma más desquiciante personificada. Yo soy de las que azuza a los demás para que no paren...y al final todos cumplimos con nuestras obligaciones...y yo acabaré con una úlcera de las gordas.
    ¡Vaya lección si aprendiera a hacer las cosas con calma y sobre todo si aprendiera a dejar que los demás las hagan a su ritmo!!

    ResponderEliminar
  8. Me gustan tus reflexiones y lo de que hay muchas naturalezas humanas. Sigue filosofeando que da gusto leerte. Uy ¿escapada a madrid? como mola!!! que te siga yendo bien con los enanos!!! un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Willy!!, qué tal ese finde en Grazalema?, bueno si fuistes espero que hayas sacado fotitos y nos las enseñes y si aún no has ido pues ya sabes, a afotar un poquito verás como sacas cosas bonitas... Por tus entradas veo que adoras tu trabajo, bueno creo que no he de decirte que es un privilegio el poder trabajar y adorar al mismo tiempo el trabajo que haces, es lo mejor para llegar a ser un buen profesional, y ya solo por tus ganas y empeño seguro que lo eres..., así que a seguir siendo así hacen falta gente como tú en todas las profesiones..., un abrazo paisano..., a ver esas fotoooos...

    ResponderEliminar
  10. A ver si me encuentro a algún compi con el que ir a tomar unas cañas con una conversación tan interesante como la tuya!

    ResponderEliminar
  11. Marcando el ritmo... el ritmo lo marcan los niños, segun se vayan adaptando a su nueva situación, asi se va haciendo el aire que les rodea.. Este año ha entrado mi niño al cole, y bueno, pues por ahora no le va muy mal, se ve que tiene un caracter abierto y extrovertido y se lo pasa muy bien en el cole... a ver si la cosa sigue así y aprende.. mucho.. mucho!
    Besos maestro!

    ResponderEliminar
  12. Bueno..por fin tengo algo de tiempo para visitar el nuevo lugar.. :)

    A mi me han dado un margen hasta el dia 27,asi que bueno..este año seguire con 4 (unos verdaderos adultos si los comparas con los de 3) jaja y meintras tanto, estudiare e intentare seguir con la tranquilidad y el equilibrio que he conseguido estos ultimos meses..He aprendido entre otras cosas justo lo que dices, a respetar el propio ritmo..la vida es corta, pero podemos permitirnos ir un poquito a nuestra bola y no depender del reloj.. :)

    Te conte que me becaron como maestra para viajar a Irlanda? Ojala no hubiera acabado tan pronto..

    Y a ti? Te trato bien el verano?
    Un besito..y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  13. Ayer en el cole una "seño" empezó a gritar el nombre de un niño, bueno, a gritar no, eso no era gritar, eso era Satanás desde el inframundo... ¿por qué? porque el alumno no estaba pendiente de que la fila estaba avanzando...

    ...


    Así nos quedamos una profesora y yo, mirándonos entre vergüenza ajena e indignación.
    Pienso en mi hijo, y pienso en el día en el que el pobre esté pensando en las musarañas, (como cualquier ser humano ha estado más de una vez) y su tutora empiece a chillarle desde el infierno... ¿Hay derecho? ¿Qué derecho tiene esta persona de gritar de esa manera a un niño de 12 años? Quitando que el niño sea más o menos petardo... ¿a qué viene esa descarga de ira?

    No me gusta gritar en mis clases, de hecho, suelo hablar bajo y los niños se callan porque intentan escucharme, tengo comprobado que cuando gritas, los niños gritan más, y llega un momento en el que el aula es una jaula.
    Eduquemos en el respeto por favor... para que estas cosas no pasen a menudo.

    PD. Buena entrada, el molinillo moooolaaa!!

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno tu blog! Ya me he hecho seguidora!
    La verdad es que he comenzado a trabajar en una escuela infantil 0-3 años y estoy liadísima, ya sabes. Pero te prometo que segruiré con el blog!! Me hace mucha ilusión recibir comentarios, más si son de maestros y sobretodo gaditanos!ole!jeje! Gracias!y enhorabuena!

    ResponderEliminar
  15. Cada curso, cada clase, es un ritmo diferente. Lo difícil son los primeros días... Hoy ha sido mi primer día con los chavales y estoy como si me hubiera pasado un camión por encima... Espero ajustar el ritmo adecuado pronto!

    ResponderEliminar
  16. Es agradable leer a colegas que tienen la misma percepción que yo con respecto al ritmo de aprendizaje. Un placer encontrarte en la blogsfera.
    Bsssssssss
    Cloti

    ResponderEliminar